Final NCAA 2016 – Cara y cruz del basket universitario I

El estilo europeo de Villanova contra el pre-NBA de Carolina del Norte.

Durante 35′ Villanova jugó su partido, sin embargo a NC le hubiera bastado con los 5′ finales.

El baloncesto NCAA es todavía relativamente poco accesible en España. Gracias a youtube se puede ver la final entera apenas una semana después. Es, en todos los sentidos, un espectáculo de primera calidad. Comentaré en este primer post la cara del baloncesto NCAA, la agradable, la de juego espectacular y de nivel mundial. El segundo versará sobre la cruz, sobre algunas de sus miserias.

Para quien vea poco basket NCAA, vaya por delante que estos son chicos de entre 19 y 22 años, la media de unos 20. Así que uno no encuentra ni la superprecisión europea ni los superatletas NBA.

Así que esta final 2016 fue un enfrentamiento precisamente entre esos dos mundos. Una final entre equipos de sangre azul de la NCAA. Este año la cenicienta (Syracuse) se quedó en semifinales.

Los dos mundos: Villanova es un equipo cuasi-europeo, o universitario de antes. Defensas zonales, ataques largos basados en el pase dirigidos por buenos bases (Hart, Booth, Arcidiacono) y un par de jugadores altos de calidad (Jenkins y Ochefu). Así jugó Nova durante gran parte del partido y casi se lo lleva con ese estilo. Aunque su estrella mediática Arcidiacono (en mi opinión sobrevalorado) no jugara un gran partido, Hart y Booth aportaron de sobra. Tiro y pase, aprovechado por Ochefu, siempre más hábil en la zona que los hombres altos de NC. Y los toques de calidad de Jenkins.

Carolina del Norte lo forman jugadores más NBA. En especial Johnson y Jackson. El primero un 3/4 de gran talento y físico, el segundo un 3 que recuerda a Durant. Sine mbargo no tienen grandes bases, en especial Berry, muy poco pasador. El estilo de NC se basa en el físico, el juego abierto y rápido, la defensa individual.

El desenlace: durante  35′ Villanova jugó su partido. Sus bases dominaron, Ochefu pudo con los altos de NC y aunque no se escaparon en el marcador, su dominio era sólido. Hasta que llegó el minuto 35 cuando dejaron de hacer su juego. Posiblemente por el cansancio, sus bases empezaron a buscar penetraciones en vez de circular el balón. En el 1×1 NC llevaba las de ganar, así que lentamente fue remontando. Villanova cometió un segundo error, dejó la defensa zonal. Johnson empezó a hacer su juego gracias a ello, y despertó Paige, el capitán de NC. Jugador de gran talento sin duda.

Así que a falta de apenas 20” NC se encontró 3p abajo y con posesión. Estos 20” son espectaculares por todo lo que ofrecieron. Primero un triple descomunal de Paige, una canasta de jugador genial. Sin embargo Paige tira ligeramente pronto, podría haber apurado una finta más y haber dejado menos segundos. Le deja a Villanova casi 5”. Y aquí sucede lo incomprensible, NC permite a Villanova sacar sin presión, el base de NC Berry ni siquiera presiona a Arcidiacono, le permite pasar medio campo y dársela en las manos a Jenkins para el triple ganador. Incomprensible jugada final de Carolina del Norte.

Partido majestuoso, en lo bueno y en lo malo. Mi siguiente post hablará de la cruz de la NCAA, la parte menos amable.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s