Euroliga 2016: Real Madrid, despedida y cierre

El Real Madrid terminó anoche su paso por la Euroliga 2015/16.

Para los que lo vimos en directo en el Barclaycard Center y aquellos que lo vieron en casa, la primera pregunta que nos rondó la cabeza durante el partido fue: ¿a qué jugaba el Madrid? Las estadísticas de la Euroliga no engañan, Fenerbahce capturó 10 rebotes más que el Madrid (46 vs 36) y fue al tiro libre el doble de veces, prueba no de que los árbitros le tengan manía a Laso, sino de que el equipo turco fue infinitamente más agresivo todo el partido.

Fenerbahce jugó con siete jugadores el partido (Hickman solo jugó 5′) frente a la rotación continua de Pablo Laso. Rotación que no condujo a nada, por varias razones. Primero porque Sergio Llull no estuvo en el partido. Bastaba observar su lenguaje corporal para saber qué iba a hacer: cada decisión arbitral atraía más atención del combo-escolta que el propio esfuerzo del partido. Por otro lado Carroll no sabía muy bien qué hacer dado que nadie le hacía bloqueos, mientras Rudy evidenciaba dos cosas: que no está recuperado ni mucho menos y segundo que no puede defender a treses grandes como Datome.

Enfrente un equipo que jugó sencillo. Udoh es feote y efectivo, Antic es Udoh en versión aún menos estética. Pero nadie echó de menos a Vesely. La clase la pone Bogdanovic, que se merendó a Llull sin piedad, y Dixon que se hartó de correr por delante de su defensor. Y los demás son jugadores aguerridos a los que Obradovic va moviendo.

A falta de 3′ el Real Madrid se puso a 8p gracias a dos triples de Llull. Las dos siguientes jugadas definieron el partido. El Real Madrid no fue capaz de defender duro y concedió canasta. En la siguiente jugada un robo de balón de los blancos que iba a ser bandeja en contraataque, Bogdanovic recuperando desde su ataque lo taponó. Y ahí, en esa demostración de lo que hace a un equipo, la convicción defensiva, se acabó la Euroliga 2015/16 para el Real Madrid.

Ha sido una Euroliga desafortunada. El follón inmenso que es la plantilla del Madrid este año no soporta la competitividad de la Euroliga. Thompkins se diluyó rápido, Taylor ha sido muy mal utilizado, Ndour es incomprensible y a eso se unió la lesión de Rudy y la de Llull, que también influyó mucho. ¿Y ahora qué? Hay rumores ya sobre la plantilla (artículo de hoy en OKDIARIO) que apuntan a casi todos los jugadores. Es normal, el equipo ha cumplido un ciclo. Para volver a la Final Four hay que cambiar cosas:

  • Lo que define el juego de este equipo son sus bases, los dos Sergios. Cambiar eso implicaría variar su esencia, no parece muy buena idea.
  • Laso estará sin duda buscando treses de nivel. Maciulis no llega y Nocioni ya solo juega de cuatro. El Real Madrid necesita aleros altos modernos, Rudy es un escolta en el baloncesto de hoy en día.
  • Ayón-Felipe-Willy es una buena base, pero el Madrid necesita un juego interior más contundente. No necesariamente muchos centímetros, pero sí intimidación.
  • Carroll es un especialista y Rivers un fondo de armario, pero un escolta con más protagonismo le vendría muy bien al Madrid.

Dado que Laso no está en cuestión (salvo eliminación prematura en la Liga Endesa) es hora de hacer una transición profunda.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s