Mi Felt, unos cuantos y yo – Lagos de Covadonga y Cangas de Onís

Este recorrido se puede ver en Strava

Siguiendo con los recorridos por el Norte, esta vez nos hemos atrevido con la subida a los Lagos de Covadonga.

Para empezar la cuestión era dónde situar el centro de operaciones. La elección fue el Gran Hotel Pelayo, un hotel que probablemente no explota todo el potencial

covadonga5
Desde el hotel

de su privilegiada situación, pero ofrece precios asequibles y un punto de partida excelente para la subida.

La ruta que hicimos equivale a salir de Cangas de Onís y volver al mismo punto, en total unos 50km, pero de los cuales los realmente duros son la subida desde la propia rotonda de acceso al Santuario.

 

 

 

covadonga1
Antes de la subida

 

 

 

La subida a los Lagos es espectacular. Unos 11km de ascensión con una pendiente media del 8%, pero que en su tramo más exigente (la famosa Huesera) llega hasta el 15% y algo más.

 

 

lagos-de-covadonga-altimetria

Esa dureza continua es lo que más me sorprendió de los Lagos. Desde el Mirador de los Canónigos, unos 2km tras dejar Covadonga,  la pendiente se hace ya del 9/10%. Y a partir de ahí la subida te va engañando, haciéndote creer que has cubierto lo más duro para a continuación regalarte otra rampa. La Huesera está prácticamente a mitad de camino, una vez la pasas llegas al Mirador de la Reina, una falsa meta puesto que aun quedan rampas del 12/13% hasta llegar a los Lagos.

covadonga4
Observando a los ciclistas

En mi caso para cuando llegué a los Lagos la niebla era tan densa que tuve que hacer un gran esfuerzo para distinguirlos, más bien para adivinarlos. Así que aquí dejo una imagen de lo que se puede ver ahí arriba, después del esfuerzo y los repetidos finales falsos.

covadonga2

Y para reponerse de un esfuerzo así era necesario visitar un sitio excepcional en un lugar inverosímil. En La Salgar, cerca del Alto del Fitu está Casa Marcial con sus dos estrellas Michelín. Casa Marcial en La Salgar (artículo XLSemanal).

covadonga8
Vista desde el mirador de Casa Marcial

Tuvimos la suerte de disfrutar de la compañía y conversación del propio Marcial Manzano, tomando unos combinados en el porche de su restaurante.

De la comida no intentaré ni describirla ni alabarla, solo recomiendo llegar hasta allí con cualquier excusa, ya sea la bicicleta o cualquier otra.

¡Hasta la próxima ruta!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s